A principios de los años noventa surgió el turismo sexual en Cuba y desde entonces han sido muchos los cubanos que han visto en esto un negocio del que sacar algo de dinero para sobrevivir en este país. En este artículo haremos un breve recorrido por lo que ha significado el turismo sexual en Cuba y lo que a día de hoy es. Un recorrido por la historia del turismo sexual en Cuba.

Son muchas las mujeres que desde pequeñas se han visto sometidas en Cuba a vivir un auténtico calvario. Muchas prostitutas de occidente se escandalizarían si tuvieran que ofrecer su cuerpo por unos simples pantalones o por una cena. Pero eso es lo que hacen muchas jineteras (nombre por el que son conocidas las prostitutas cubanas). Algunas de ellas aún confían en que aparezca ese hombre perfecto que es saque de esa vida.

Orígenes del turismo sexual en Cuba

Fue a principios de los años noventa cuando el turismo sexual nació en Cuba. Una de las razones que llevaron a ello fue la mala situación económica por la que estaba pasando el país tras dejar de recibir la ayuda monetaria por parte de la Unión Soviética.

Ya entonces, algunos cubanos vieron en el turismo sexual una forma rápida de conseguir subir en la escala económica. Unos optaron por abrir discotecas, otros abrieron hoteles, y otros simplemente montaban pequeños tenderetes. Hubo hasta quien hizo de su profesión la de liador de porros. Y muchas mujeres, algunas de ellas adolescentes, el único camino que vieron fue vender su cuerpo a todo aquel turista que venía en busca de sexo.

Turismo sexual descontrolado

Los primeros años parecía que el turismo sexual estaba controlado. Pero poco a poco se le fue escapando de las manos al gobierno cubano y cada vez había más prostitutas que se involucraban en este negocio. Comenzaron a abrirse casas de alquiler por horas, restaurantes privados que abrían únicamente para el turismo sexual, y así un sin fin de negocios siguieron abriéndose. Tanto se extendió que las prostitutas necesitaban proxenetas para poder defenderse, pero también llegaron los primeros problemas relacionados con las drogas y la violencia.

Operativo Lacra

Ante esta situación, en el año 1998, Fidel Castro intentó pararlo mediante redadas masivas. Lo llamó Operativo Lacra, y con él intentó poner bajo control el turismo sexual en Cuba. Se llegaron a cerrar incluso numerosas discotecas y locales.

El problema de esto, es que apareció la prostitución a escondidas. Al principio pareció estar bajo control, pero poco a poco de forma clandestina se siguió realizando. Si bien es cierto que de forma mucho más comedida.

El turismo sexual en Cuba a día de hoy

Hoy en día son pocas mujeres las que siguen ofreciendo su cuerpo sólo a cambio de una simple cena por ejemplo. Las tarifas están establecidas, pero oscilan entre los 25 y los 60 euros. Y pese a que se realiza de una forma mucho más discreta, se puede afirmar que el turismo sexual todavía existe en Cuba.

Hay incluso locales donde jóvenes que a penas han cumplido los 16 años, ya están ofreciendo su cuerpo a los turistas. Muchas lo hacen esperando que ese hombre les saque de allí y les consiga una vida mejor. El problema es que los turistas, únicamente buscan sexo.

Cuba es uno de los países más famosos en cuanto a turismo sexual, pero hay otros muchos como Brasil, China, Camboya o Costa Rica. Para más información sobre este tema, a continuación te ofrecemos un vídeo en el que hablan sobre el turismo sexual.

Estos otros artículos puede que también te interesen:

Sancti Spíritus

Ruta del tabaco en Cuba

Cuándo debo ir a Cuba

Los trenes en Cuba

Imágenes: america.infobae.com, cultura10.com

Etiquetas: