Uno de los productos más populares de Cuba es el puro habano. Sí, se trata de tabaco, y por tanto, tendemos a asociarlo como algo malo. Sin embargo, no debemos juzgar a las culturas que son distintas a la nuestra. La cultura de los puros, de las plantaciones de tabaco tienen una historia, toda una trayectoria en la historia de un país, y debemos conocerla, tanto si somos amantes de este producto, como si no. Por eso, te recomendamos que sigas leyendo este artículo, porque se están replanteando la creación de una ruta del Habano para que podamos conocer todos los detalles sobre el puro más famoso.

4048684771_7fa2fb83de_QH

Cuando viajamos a Cuba, esperamos muchas cosas, y todo depende de la persona. Algunos esperan pasar las vacaciones por completo en la playa, tomando el sol, tostándonos en la arena mientras descansamos o leemos algún libro, mientras un camarero guapo nos pone un cóctel en la mano, o mientras notamos como nuestra piel suda mientras acoge los rayos del sol que podemos notar mientras estamos tumbados en la solera. Es una experiencia distinta, pero no todos esperan eso de un viaje a Cuba. Por eso mismo, hoy vamos a hablar de una alternativa. Se trata de hacer una Ruta del Habano, a la antigua.

Alternativas de viaje

Una de las cosas que más suelen gustar de Cuba es precisamente el uso de coches antiguos. Entonces, ¿qué tal si emprendemos un viaje por la isla en uno de esos antiguos coches que tienen ese encanto más que provocador? Es una alternativa original, claro está, si sabes a dónde debes ir. Y es que son muchos los lugares que debemos visitar, y que suelen estar fuera del alcance de los turistas. Y esto es por una simple razón: que hay que distinguir dos Cubas.

Sí, se trata de distinguir la Cuba real de la Cuba turística. La turística está plagada de tours y de viajes organizados para que veas la parte bonita del país. Pero hay que tener en cuenta que no todo es de color de rosa, y de que existen zonas y lugares en los que la gente vive de una forma mucho más pobre de lo que queremos imaginar. Sin embargo, la gente que está preparada para ver esta Cuba real, tiene perspectivas más amplias, y creerán que es un mundo totalmente distinto. Y las rutas del tabaco serán sitios en los que habrá multitud de gente que pertenece a una Cuba más pobre.

habanos-cubanos-3

De esta forma, puedes crear tu propia ruta del trabajo, estableciendo algunos puntos de interés para aquellas personas que adoran la cultura del tabaco. De esta forma, hay algunos lugares imprescindibles que no pueden faltar en tu ruta. Algunos de ellos son, por ejemplo, la zona de Viñales, que es una zona llena de plantaciones. Aquí tienes dos opciones, llamar, y concertar una cita, o presentarte ahí. Las dos opciones son buenas, pero lo inesperado siempre es mejor, así que si te presentas en alguna de las casas donde hacen los puros de forma artesanal, tampoco les molestarás con tu visita.

La mayoría de familias dedicadas a este negocio adoran los turistas, porque tienen bastante dinero, y a cambio de muy poco pueden enseñarte cómo hacen esas joyas que se fuman. Te pueden enseñar todas las fases de la producción, desde la plantación, pasando por el secado, etc. Claro está, no pueden venderte de forma oficial sus productos, porque lo compra el Estado, ya que su forma económica funciona así. Por eso, hay que disfrutar del proceso, y de esta forma, aprendes a apreciar las pequeñas oportunidades.

Y si quieres saber más:

Fuente de imágenes: quehaydonde, amadeovelazquez

Etiquetas: , ,