Hay miles de formas diferentes de hacer un viaje. Puede que todo dependa de los recursos económicos, pero no siempre es este el único factor. Hay personas mucho más aventureras que otras, al igual que hay mucha gente que prefiere descansar, o la seguridad de un hotel. Lo mismo pasa al viajar a Cuba. Tenemos la opción de ir con un viaje organizado, es decir, con la seguridad que te ofrece una empresa especializada, pero con algunas limitaciones en cuanto a tiempo y a visitar lugares que no deseas, o viceversa, o ir por libre en todos los aspectos de las vacaciones.

Entonces, todo depende de cómo queramos las vacaciones. Hoy te vamos a enseñar un alojamiento ideal para aquellas personas que no desean más que estar en el hotel. Es decir, un lugar donde olvidarse de todo, incluso del turismo, podríamos decir. Un sitio donde relajarnos mirando el paisaje, disfrutando del sol y de alguna bebida hecha con frutas exóticas. Si quieres conocerlo, sigue leyendo, porque no tiene desperdicio.

Un lugar para el bienestar y la belleza

¿Es realmente tan importante el alojamiento? Para algunos no, sobre todo para los más jóvenes. Esto es porque lo que pretenden al viajar es conocer mundo, lugares y gente nueva. Vivir nuevas experiencias, perderse, caminar, cargar con mochilas, y sobre todo, enriquecerse y abrir su mente a otros países. Sin embargo, hay otro perfil de personas, sobre todo algo más mayores, que prefieren la tranquilidad, no moverse apenas del hotel, y aún así, disfrutan de la misma manera. Las dos opciones están bien, porque es cuestión de gustos. Así que, cuando hablamos del Paradisus Resort & Spa, nos estamos dirigiendo más hacia el segundo tipo de perfiles.

¿Quién no querría alojarse en un resort? Este tipo de hospedaje es muy característico, ya que no te sientes enlatado como en un hotel, sino que también  disfrutas de cierta privacidad, al estar organizado de una manera un tanto diferente. La mayoría de la gente opta por los bungalows, o casas parecidas a pequeños apartamentos. Así, pueden estar en familia, en pareja o con amigos, disfrutando de sus propias actividades sin molestar a nadie, y sin ser molestados.

En este resort, además, se cuenta con multitud de actividades, desde jugar al volleyball en la playa, hacer tours en bicicleta, e incluso montar a caballo. Si prefieres algo más tranquilo, en el propio hotel tienes cursos para aprender a hacer sushi, de catador de vinos, arreglos florales o clases de tango. Vamos, como para no aburrirte en este lugar. Si llevas niños, también tienes la opción de dejarlos en manos de los especialistas, porque estarán de lo mejor atendidos.

Por supuesto, también tiene cabida en este sitio la salud y la belleza. De ahí que se disponga de un spa con toda clase de comodidades, para que puedan satisfacer todas las necesidades que pudiesen tener todos sus clientes. Así que si por ejemplo, tienes algún problema muscular, o te duele alguna articulación, no tienes más que contratar los servicios de un especialista que hará que toda la tensión que tengas se te vaya en un santiamén.

La carta de servicios se amplía mucho más cuando hablamos de belleza. Porque hay que tener en cuenta que estar guapa no solo es algo exterior, sino que te debes sentir a gusto contigo misma también por dentro. Por eso, puedes optar por algún masaje facial, con chocolate, por ejemplo, o hacerte la manicura, o incluso disfrutar de un masaje balinés. También puedes disfrutar de algunos de estos servicios en la piscina, no solo en el centro especializado que tienen en el hotel.

Para saber más:

Fuente de imágenes: tirpadvisor, catai

Etiquetas: , ,