Uno de los iconos de Cuba es su música, pero junto a los famosos ritmos de la salsa y el son, existen otros tipos de música cubanas con unas raíces más ligadas a lo afrocubano, a los ritos ceremoniosos y a los orishas.

Foto: Flickr.com

Para conocer algo más de lo que rodea a esos bailes y lo que significan esos toques percusión, un buen lugar al que acudir es el callejón Hamel en La Habana, concretamente en el distrito de Cayo Hueso, un tanto alejado del muy trotado Centro Habana.

Aquí nos sorprenderán las tiendas donde hay objetos de santería y también artísticos. Además nos sorprenderán las casas del lugar pintadas con enormes murales de colores chillones, los cuales, todos prácticamente, han sido pintados por un artista local llamado Salvador.

Si llegais aquí un  domingo la sorpresa aún va a ser mayor porque los lugareños salen a la calle con sus tambores batá, comienzan a tocar y rápidamente los vecinos inician sus bailes frenéticos, de hecho muchos de ellos parecen estar poseídos por la música de profundas creencias santeras.

Es inevitable sacar la cámara de fotos para captar el momento. No es gratis. Lo propio es dar algo de dinero a los modelos de las instantáneas. No serás el único turista y si tienes el ojo avizor, verás que además de músicos, bailarines y viajeros, también se arremolinan amigos de lo ajeno. Ahí que estar muy atento y no mostrar tu dinero, es más, es mucho mejor llevar lo justo por lo que pueda pasar. La policia turística también está por ahí, pero no en la misma cantidad que en La Habana Vieja, y no hay que olvidar que la gente allí tiene bastantes carencias, por lo que no es difícil que alguno quiera robarte para cubrir sus necesidades básicas.

Etiquetas: , , , ,