Un paseo por las calles de La Habana nos lleva ineludiblemente a su particular Paseo del Prado. Y allí nos encontramos con uno de los lugares con más historia social de toda la capital cubana: el edificio histórico del Hotel Sevilla.

Foto: Flickr.com

Este hotel abrió sus puertas a los turistas y viajeros hace más de un siglo, concretamente en el año 1908. Desde entonces se convirtió en uno de los hoteles con más glamour de La Habana, especialmente en las décadas prerrevolucionarias, cuando por aquel entonces ocuparon sus habitaciones visitantes tan ilustres como el escritor Graham Greene o el tenor Enric Caruso, sin olvidar a los muchos mafiosos que pasaron por sus estancias, entre ellos el más famosos de todos los tiempos: Al Capone.

En la actualidad se trata de un hotel de cuatro estrellas, lo que nos da una idea de la calidad de sus instalaciones y habitaciones, a lo que hay que sumar el encanto de su arquitectura y decoración, una arquitectura que es uno de los mejores ejemplos de las formas coloniales y una decoración basada en las formas mudéjares españolas, y más concretamente andaluzas, a lo que alude claramente su propio nombre de la ciudad sevillana.

En definitiva, si el fondo de tu bolsillo se lo puede permitir, viajar a La Habana y alojarse en el Sevilla es una experiencia muy grata y con un poco de imaginación te hace viajar no sólo en el espacio, sino también en el tiempo, creando en tu cabeza encuentros ficticios por los pasillos del hotel con los personajes históricos que por aquí han pasado: Rubén Darío, Georges Simenon, Lola Flores, Jorge Negrete o Ernst Heminway.

Etiquetas: , , ,