Si tienes decidido viajar a Cuba, yo recomiendo que te olvides de los viajes organizados, de los complejos hoteleros y de las pulseras todo incluido. Lo ideal y más económico es alquilar un coche y lanzarse a la aventura de descubrir la isla y sus gentes. Lo que te vas a encontrar te dejará huella y te permitirá ver un país que es mucho más que arenas blancas y mojitos.

Foto: Flickr.com

Uno de esos lugares que te puede sorprender y enamorar es el embalse de Hanabanilla, situado al sur de Santa Clara, la ciudad del Ché. Llegar hasta ahí es toda una experiencia de carretera, pero merece la pena por los paisajes de los que vamos a disfrutar y por los paisanos que sin ningún problema vamos a conocer.

Situado al lado del lago nos podremos alojar en el Hotel Hanabanilla. Es una buena base para desde ahí caminar por los senderos que existen en los bosques y colinas cercanas al embalse, o simplemente acercarnos hasta contemplar unas espectaculares cascadas.

También en el hotel nos pueden informar de como tomar una barca que nos dé una vuelta por el lago. Esta es la mejor excursión que se puede hacer. Nos servirá para conocer las aldeas y casas donde trabajan y viven los lugareños, los que se nos ganarán con su amabilidad, y sin que nos haga falta al final hasta les compraremos fruta, frijoles o su afamada miel, ya que la apicultura es una práctica tradicional en la zona. Y también podremos comprar café, pese a que el comercio cafetero se trate de un negocio estatal, no tendremos excesiva dificultar para comprar café a los campesinos, y de paso ayudar a su maltrecha economía doméstica.

Etiquetas: , , , ,