El casco antiguo de la capital cubana, llamado la Habana Vieja, y su sistema de fortificaciones fueron incluidos por la Unesco en la Lista del Patrimonio Mundial en el año 1.982. Fundada en el año 1.519 por el español Diego Velázquez, La Habana se convirtió en el siglo XVII en un gran centro de construcción naval para todo el Caribe. Su casco antiguo conserva una interesante mezcla de edificios barrocos y neoclásicos junto a un homogéneo conjunto de casas con arcadas, balcones, rejas de hierro forjado, y patios interiores.

La Habana Vieja

El casco antiguo de la capital de Cuba, llamado La Habana Vieja, fue declarado en 1.982 por la Unesco Patrimonio de la Humanidad. El centro histórico de la Habana abarca todo el área que está comprendida entre el antiguo trazado de las murallas, hoy calles Monserrate y Egido, y la bahía de La Habana, donde se localizan las principales fortificaciones de la ciudad. Este centro ha respetado el trazado urbano original, como también los edificios coloniales.

Las principales plazas del casco antiguo de La Habana, ciudad de la que podrás disfrutar aprovechando las mejores promociones de hoteles en La Habana son la de Armas, la plaza de la Catedral, la plaza de San Francisco, y la Plaza Vieja. Todas ellas están rodeadas de viviendas que crean una particular atmósfera histórica que hace de la ciudad vieja de La Habana el centro histórico urbanístico más importantes del área del Caribe, y uno de los más singulares del continente americano.

imagen: dcubanos.com

La joya de la corona del centro histórico de La Habana es la Catedral de la Habana, aunque para ser correctos su nombre entero es la Catedral de la Virgen María de la Concepción Inmaculada de La Habana. De estilo barroco y construida entre los años 1.748 y 1.832, en su interior descansan personajes importantes de la ciudad y del país. Sus dos torres campanarios en los laterales hacen de ella una de las catedrales más inconfundibles; en el interior, el templo de planta rectangular está formado por tres naves y ocho capillas laterales, estando divividos por grandes pilares.

Las fortificaciones de La Habana

Las principales fortificaciones de la ciudad se encuentran en la bahía de La Habana. A pesar del desarrollo contemporáneo de la capital de Cuba, y de la demolición total de sus murallas, la ciudad vieja con sus edificios barrocos y neoclásicos ha convivido de una manera armoniosa con restos de fortificaciones que hacían prácticamente inexpugnable a La Habana y uno de los puertos comerciales más importantes del Caribe.

Las fortificaciones que fueron incluidas en la Lista del Patrimonio Mundial en el año 1.982 junto al casco antiguo de la ciudad, fueron el Castillo de los Tres Reyes del Morro, Castillo de la Real Fuerza de La Habana, Castillo de San Salvador de la Punta, y la Fortaleza de San Carlos de la Cabaña. Todas ellas tienen en común que sirvieron de defensa ante los ataques enemigos hacia La Habana, y que formaron antiguamente el sistema defensivo de la ciudad.

imagen: google.com

De esas cuatro fortificaciones, la más grande de todas es la Fortaleza de San Carlos de la Cabaña, la más grande de las cuatro, y al mismo tiempo la fortaleza más grande que España ha construido en América.

Más información sobre Cuba, su geografía, ciudades, cultura, y tradiciones, en los siguientes enlaces:

En este vídeo se pueden ver imágenes del bello Casco Antiguo de La Habana, La Habana Vieja, un Patrimonio de la Humanidad del país caribeño que fue declarado por la Unesco en el año 1.982:

Etiquetas: , ,